Glaucoma

  • Campo visual afectado

  • Nervio óptico sano

  • Glaucoma

  • Glaucoma

¿Qué es?

El glaucoma es la 1ª causa de ceguera irreversible en el mundo. Es una enfermedad que afecta al nervio óptico y cuyo principal factor de riesgo es la presión intraocular alta. El nervio óptico es una estructura clave para la visión ya que transmite la información que recibe la retina y la transporta al cerebro, donde será interpretada formando las imágenes que vemos.

¿Qué síntomas ocasiona?

En su fase inicial, el glaucoma no ocasiona ningún síntoma, lo que hace que revisar de manera periódica la presión intraocular y del aspecto del nervio óptico sea fundamental, ya que no ocasiona pérdida visual ni dolor. Si no se controla y se alcanzan fases más avanzadas de la enfermedad ocasiona una pérdida progresiva, concéntrica e irreversible del campo visual.

¿Cuál es su tratamiento?

El tratamiento del glaucoma es corregir la presión intraocular elevada que se consigue en la mayoría de las ocasiones con la instilación de fármacos en forma de colirio (aplicación de gotas una o dos veces al día). En los casos más graves, en los que esto no es suficiente, hay que recurrir a la cirugía.

Otras patologías consultadas