Dolor Ocular

Queratitis

Se trata de una alteración corneal que cursa con dolor, lagrimeo, ojo rojo y sensibilidad a la luz. Puede ser superficial, evolucionando sin dejar secuelas; o profunda y más grave, pudiendo provocar cicatrices tras su resolución, alterando la calidad de la visión.

Glaucoma agudo

Aumento súbito de presión ocular que ocasiona enrojecimiento, dolor ocular intenso, halos y fotofobia. Se puede acompañar de malestar general, dolor de cabeza, náuseas y vómitos.

Este tipo especial de glaucoma se considera una urgencia oftalmológica y precisa tratamiento inmediato.

Iritis

Cuadro originado por la inflamación del iris, que cursa con un cuadro de ojo rojos, dolor ocular y sensibilidad a la luz, generalmente unilateral. En algunos casos puede ser recurrente, y está indicado hacer un estudio sistémico para descartar patología sistémica.

El tratamiento debe ser pautado por el oftalmólogo y es necesario un seguimiento estrecho para ver la evolución  del cuadro y ajustar el tratamiento.